RUBÉN DARÍO, VERBO DE LA NACIONALIDAD

Citas Notables del Mes de la Patria - Por Héctor Darío Pastora

“ Dios ahora se fija en la tierra
  y la Patria es hechura de Dios” Rubén Darío
Unos de los filones inagotables de la vida y obra del genio de Rubén Darío, es su entrega y devoción por su Nicaragua natal, a pesar de su fecunda y agitada vida errante por casi toda el continente de América y Europa. Nada más propicio que  hacer una síntesis  de su  legado cívico  en este mes de Septiembre, en que se enmarcan los grandes acontecimientos de la Patria: desde su descubrimiento el 12 de Septiembre de 1502 por el Almirante Cristóbal Colon en su cuarto viaje;
hechos de trascendencia de la vida colonial, las fundaciones de Granada y León 1524; proclamación de la independencia el 15 de Septiembre de 1821 en la Capitanía General de Guatemala; Pactos de Unidad Nacional 12 de Septiembre de 1856; luchas heroicas por mantener su soberanía e identidad nacional en la memorable batalla de San Jacinto el 14 de Septiembre 1856  y por ser también calendario providencial de nacimientos como la del Prócer de la independencia  Lic. Miguel Larreynaga el 29 de Septiembre de 1771 y del autor de la letra del Himno Nacional  del himno Nacional de Nicaragua,  Dr. Salomón Ibarra Mayorga, en la Ciudad de Chinandega el 8 de Septiembre de 1890  y muertes de figuras notables como la del compositor José de la Cruz Mena, el 22 de Septiembre de 1907,  recientemente  el deceso del Doctor Edgardo Buitrago  12 de Septiembre de 2009, ilustre catedrático, escritor, dariologo irrepetible, fundador del Museo y Archivo Rubén Darío de León,  cuyas tumbas se  encuentran en la monumental Catedral de León, joya arquitectónica   declarada el 28 de Junio de  2011, patrimonio mundial de la Humanidad, donde reposa su eternidad el Poeta Rubén  Darío  ( muere el 6 y es sepultado el 12 de Febrero  de 1916), se

nos acerca  el primer centenario de su tránsito a la inmortalidad.  Hay otras fechas de Septiembre que quedan como asignación  que por lo limitado de la  exposición quedan pendientes.  Verbo,  quiere decir palabra, existencia, estado, acción y pasión, y eso es Rubén Darío para nuestra nacionalidad, y además credencial de nuestra identidad universal.     Y en ese carácter de nacionalidad y de universalidad,  después de haber conquistado las más altas cimas de su creación poética, de su renovación del idioma español, con Azul en Chile, Prosas Profanas en Argentina, Cantos de Vida y Esperanza en España,  con  la consagración de su prosa literaria, su  periodismo y diplomacia  en América, en Madrid y Paris, Francia  de donde ingresa después de 15 anos de ausencia y en memorable discurso, en ocasión de su apoteósico retorno a su Nicaragua natal, en solemne acto  en el Teatro Municipal de León el 22 de diciembre de 1907 expresa: “Yo  vine en un momento que era precisa mi intervención en el porvenir del pensamiento español en América, yo soy un instrumento del supremo destino:  y bien pude haber nacido en Madrid, Corte de los Alfonsos, en Buenos Aires tierra de Mitre, en Bogotá o Caracas, el que nació en la humilde Metapa.” Y partiendo de esa  mesiánica manifestación  del origen de su ser nacional, del orgullo de tener como cuna la humilde Metapa, escenario de su nacimiento el 18 de Enero de 1867, hoy Ciudad Darío, por decreto del Congreso Nacional del 24 de Febrero de 1920.
Conjuquemos el verbo Darianizar cuya acción es todo un ideario de unidad y de formación espiritual, ética, moral. social  y política. “ A Nicaragua tócale en suerte, es un momento feliz de su historia, hallar un genio que ha tenido que ser luz y guía de su destino cultural y poético, en el  devenir social y literario de su pensamiento por venir”  Y dentro de ese legado de luz y guía Rubén Darío se hizo Patria. Desde el inicio de su magisterio lirico como Poeta Nino, aflora su amor a su tierra natal,  en su decima titulada, Nicaragua entre sus hermanas, la llama Rico vergel, canta sus lagos y el esplendor de sus cielos, es la “hermosa y caliente patria donde he

nacido  Y a los quince anos de edad en 1882, en su poema “el libro”  de cien decimas,  nos deja sus  entrañables pensamientos, máximas para el mundo escolar de hoy: “ El libro es fuerza, es valor/ es poder, es alimento, antorcha del pensamiento y manantial del amor”  “el libro es el telescopio en que se  ve el infinito.”  El genio y las virtudes cívicas del Poeta Nino, en ese mismo año de 1882,,  hacen posible que viaje a la Republica de  El Salvador y el Presidente esa hermana Republica Dr. Rafael Zaldívar, lo designa para presidir el acto del primer centenario del nacimiento del libertador Simón Bolívar, el 24 de Julio de 1883 y su Oda Al libertador Bolívar, lo consagra como uno de los verbos cívicos de América: “  ¡Bolívar Alto nombre/que de justo entusiasmo, el pecho inflama.”  Y en su viaje a Valparaíso Chile, el  5 de Junio de 1886, a bordo del Vapor alemán Uarda: en su poema Onda y Nubes, llama a la Patria hogar y un  ano mas tarde en Santiago de Chile en 1997, la llama Madre en un poema que dedica a Nicaragua y donde le ofrece, su esfuerzo, su nombre y su sueño. “ Madre, que dar pudiste de tu vientre pequeño/  tantas rubias bellezas y tropical tesoro,/ tanto lago de azures, tanta rosa de oro,/tanta paloma dulce, tanto tigre zahareño./ Yo te ofrezco el acero en que forje mi empeño,/la caja de armonía que guarda mi tesoro,/la peana de diamantes del ídolo que adoro/ y te ofrezco mi esfuerzo, y mi nombre y mi sueño.”  Bastaría este poema para ungirlo como verbo de la nacionalidad, escrito a los 20 años de edad, mas su obra es fecunda ya que encarna la dialéctica entre lo nacional y lo universal y la afirmación de nuestra identidad histórica y cultural.  Y entre su  emotiva poesía  inspirada en el azul y blanco de la tierra le vio nacer, destacamos de su obra cimera “ Cantos de Vida y Esperanza, ( Madrid, España  1905),  el poema Allá Lejos,  precioso canto lirico, lleno de ternura, evocaciones de su niñez y  de su divina primavera: “Buey que vi en mi niñez echando vaho un día/ bajo el nicaragüense sol de encendidos oros./  de la hacienda fecunda, plena de la armonía del trópico; paloma de los bosques sonoros del viento, de las hachas, de pájaros y toros salvajes,

yo os saludo, pues sois la vida mía” Además el libro cimero de su revolución literaria “ Cantos de Vida y Esperanza”,  lo consagra como verbo de la hispanidad, Poeta y nexo espiritual  de América  y Profeta de los siglos. “En espíritus unidos, en espíritu y ansias y lenguas, tal como proclama en “Salutación del Optimista”,  poema emblemático que une los “vigores dispersos, en solo haz de energía ecuménica” en todos los ámbitos de la vida, aun del político: “La mejor conquista del hombre tiene que ser, Dios lo quiera, el hombre mismo”  “El esfuerzo y la gloria son un valor que se cotiza”  pensamientos de la Darianologia que hemos de conjugar con amor, admiración y respeto para el más alto símbolo cultural de la Patria. Mas Darío, que se hizo patria, canto a otras republicas, Chile, Argentina, España, entre otras  y en poemas y escritos épicos, cívicos y sociales, abogo por la unidad de las republicas hermanas de Centroamérica: “ Cuando en una bandera cinco naciones/juntan sus esperanzas y pabellones, / entonces de los altos espíritus en pos/es cuando baja y truena la voluntad de Dios.Ypasando paginas y paginas de las decenas de libros, crónicas de prensa, conferencias y pensamientos patrióticos del Poeta, que no me son posible enumerar,  regreso a su discurso mesiánico del 22 de Diciembre de 1907, verdadero legado de valores éticos, en uno de sus elocuentes periodos dijo: “Yo he luchado y he vivido, no por los gobiernos, sino por la Patria”   Y además de su elocuente discurso,en esa misma ocasión, en versos sublimes vierte todo su amor a Nicaragua en el poema Retorno: “ El  retorno, a la tierra natal, ha sido tan/ sentimental, y  tan mental, y tan divino./ que aun las gotas del alba cristalina están en el jazmín de ensueño, de fragancia y de trino.”Y en ese mismo poema proclama un glorioso porvenir para su Patria, al servicio de la humanidad y alienta sus virtudes cívicas, es la glorificación de su ser en función de verbo de la nacionalidad  y de la universalidad:   “A través de las paginas fatales de la historia/ nuestra tierra está hecha de vigor y de gloria ( originalmente escribió para la libertad) Nuestra tierra está hecha para la humanidad/ 

Pueblo vibrante, fuerte, apasionado altivo;/ pueblo que tiene la conciencia de ser vivo,/ y que, reuniendo sus energías en haz, portentoso, a la Patria vigoroso demuestra/ que puede bravamente presentar en su diestra el acero de guerra o el olivo de paz…/  Y aquí viene la frase infinita, la mil veces bendita, la que embelesa el alma cívica: “ Si pequeña es la Patria, uno grande al suena./ Mis ilusiones y mis deseos, y mis/ esperanzas, me dicen que hay patria pequeña./ Y León es hoy a mí como Roma o Paris. El Panida después de haber permanecido  casi seis meses en su tierra natal,   (22 Nov. 1907 a 3 Abril 1908)  la redescubre, alienta a la juventud, divino tesoro, toma nota de todo evento que le impresiona y  su estadía en Leon, Managua, Masaya y sus municipios,  Chinandega, Corinto en particular en la Isla del Cardón, donde el 20 de Marzo de 1908, dedica a la niña Margarita DebayleSacasa, entonces de 8 anos su bello poema musical de “Margarita, esta linda la mar… y regresa por ese mar  a  España el 3 de Abril   y el 2 de Junio presenta sus cartas credenciales como embajador  ante la Corte del Rey Alfonso XII,  ya instalado en la delegación diplomática, emprende viaje a Paris, donde habia dejado a la mujer que amo  a su  lazarillo de Dios y a su hijo Ruben Darío Sánchez, ( Guicho) a quien nombrara heredero de sus obras y derecho de autor ( 30 de Enero de 1916) Su Paca Sanchez, AmadoNervo la llamaba la Pricesa Paca,   guardo  celosamente un cofre con 5000 documentos de Dario, los que hoy forman el Museo Archivo Rubén Darío de Madrid y cuya actual sede es la universidad Complutense. Y culmino  con la publicación de el libro “El Viaje a Nicaragua e Intermezzo Tropical”, que dio a luz en Madrid en 1909, verdadero breviario cívico que todo nicaragüense debe leer y conocer, es el gran reportaje de su Patria en 19capitulos, en prosa y 11 poemas, casi todos cívicos, incluyendo Retorno, En casa del  Dr. Luis Debayle, Brindis y Raza. El libro es dedicado a Nicaragua y a uno de su presidentes mecenas al Gral Jose Santos Zelaya. (1893-1909) Dario al terminar el libro tiene noticias de la caída de Zelaya, no cambia la dedicatoria, se impone  la

gratitud y la autentica amistad.  Aquí repercuten los versos de su poema a biográfico,   “ Cantos de Vida y Esperanza “ Si hay un alma sincera esa es lamia  “Por eso ser sincero es ser potente”:  “En síntesis, El Viaje a Nicaragua e Intermezzo Tropical, es la respuesta lirica e ideológica de Darío ante la experiencia de volver a su Patria tras quince anos ausente”
Rubén Darío  modelador de nuestro idioma, humanista, filósofo, con su ideario poético de libertad, de paz y democracia es el verbo de nuestra nacionalidad, es nuestra liberación por medio de la verdad y la belleza del arte y la cultura.
“Bienvenida sean estas incitaciones  del genio de Darío, método y camino.designio y bandera, porque ellas nos sirven de metas para nuestros afanes patrióticos e identidad en el ámbito de la civilización del amor  preconizada en el evangelio de Cristo. 

Gracias.
Septiembre de 2011:  190 de la Independencia de Nicaragua y de las hermanas Republicas Centroamericanas y 155 de la Batalla de San Jacinto.

La Voz de Nicaragua esta en Google+

¡TODA HERMOSA ERES MARÍA!